Para ser cantado con la música de “El Pavo real”, uno de los grandes éxitos mundiales de nuestro querido José Luis Rodríguez, El Puma (los más grandes que le expliquen a los más chiquitos).

Inhabilitao, inhabilitao,
¡viva la inhabilitación!
¿Quién ha visto elecciones
sin inhabilitación?

Inhabilitao, inhabilitao,
¡viva la inhabilitación!
¿Quién ha visto elecciones
sin inhabilitación?

Mucho real huuu, mucho real huuu…
Mucho real huuu, mucho real huuu…

A todos los que me escuchan (Mucho real),
aquí les vengo a dejar (Pavo real huuuu…).
Aquí les vengo a dejar.

Un bodrio venezolano,
Hecho a punta de real (Mucho real huuu…)
Hecho a punta de real.

Y a los jerarcas les digo
Que la tendrán que pagar (Mucho real huuu…)
Que la tendrán que pagar.

Y ahora mismo les ofrezco
Lo de la corte penal
La extradición sin patrimonio
Lejos de la capital
Lejos de la capital

Si no cumplo lo ofrecido
No vengan a torturar
No vengan a torturar

Que ustedes son los reyes
A la hora de aporrear
A la hora de aporrear

Y a usted mi joven le ofrezco
Un país en hundimiento
Un país en hundimiento

Mi vecina la menor
Emigra en este momento
Emigra en este momento
Y por eso yo le advierto
No me la obligue a votar
No me la obligue a votar

Que ella sabe que en Barinas
No hay manera de ganar.

Inhabilitao, inhabilitao,
¡viva la inhabilitación!
¿Quién ha visto elecciones
sin inhabilitación?

Inhabilitao, inhabilitao,
¡viva la inhabilitación!
¿Quién ha visto elecciones
sin inhabilitación?

Chevere, chévere, chévere, chévere, chévere, chévere
¡Ah ah!
Chevere, chévere, chévere, chévere, chévere, chévere
¡Ah!

Mucho real huuu, mucho real huuu…
Mucho real huuu, mucho real huuu…

A todo negro Fermín
Yo le voy a aconsejar
Yo le voy a aconsejar

Que divida opositores
A la hora de votar (Pavo real huuu…)
A la hora de votar

Que un arreglo nada arregla
Si viene de Fuerte Tiuna
Si viene de Fuerte Tiuna

Y elección con una tranca
Es como baño e’totuma
Es como baño e’totuma

Todo político necio
Con Arreaza ha de pactar
Con Arreaza ha de pactar

Para que luego sus hijos
Se la vuelvan a mentar
Para que luego sus hijos
Se la vuelvan a mentar
Para que luego sus hijos
Se la vuelvan a mentar

Chevere, chévere, chévere, chévere, chévere, chévere
¡Ah ah!
Chevere, chévere, chévere, chévere, chévere, chévere
¡Ah!

Artículos Recientes

  • La espada de Bolívar
    Definitivamente, los hispanoamericanos compartimos nuestra propensión a las supersticiones.
  • El WhatsApp nos vuelve locos
    El WhatsApp es, sin duda, una aplicación que facilita las comunicaciones. En tiempos de globalización, que puedas comunicarte con alguien en cualquier lugar del planeta, a bajo costo, es una gran ventaja.
  • Crimen organizado
    Una investigación de Transparencia Venezuela, partiendo de los datos de Ecoanalítica, señala el 22% del PIB proviene de negocios ilícitos.
  • El infierno de América
    No es casual el nombre de «Tapón del Darién» con el que se denomina a la selva de 575 mil hectáreas que marca el límite entre Centro y Suramérica.
  • La carreta de paja
    Una noticia reseñada por CNN, atrapa nuestra atención: «Ambientalistas se pegan a una obra de arte en Londres para protestar por el cambio climático».