Hay que decirlo: las primarias han sido una gran enseñanza para todos.

Nos dejan una experiencia que cambia nuestro rumbo y nuestro destino. Su papel no debe desestimarse en modo alguno.

Las primarias sientan las bases de todo lo que ha de venir en el futuro. Una ganancia impresionante en términos de normas de convivencia y un desarrollo de competencias tecnológicas que serán de gran utilidad en lo sucesivo.

Las matemáticas que las primarias ponen de manifiesto marcan un cambio de perspectiva. Los números nunca mienten cuando el resultado es el correcto y el proceso que ha llevado al mismo ha seguido las más rigurosas reglas con honestidad y disciplina.

Las primarias aglutinan por igual a los distintos sectores sociales: ricos y pobres han hallado en las primarias un punto de encuentro, más allá de las ideologías y los sectarismos, las primarias ponen de acuerdo a todo el país en los valores esenciales que se comparten, dejando fuera distingos de clase, han sido, sin duda, de gran enseñanza.

Han sido varios años de preparación y esfuerzo para lograr los mejores resultados. Las primarias han sido emblema esencial de formación cívica, en ellas los valores patrios quedan grabados para siempre en nuestros corazones.

La bandera y el himno nacional cobran nuevo sentido como expresión de todo aquello que nos une y nos convoca. También las bases de nuestra comunicación como ciudadanos: el lenguaje aprendido en las primarias ha de marcar las formas de nuestra comunicación de cara al futuro.

Por fin compartimos un lenguaje de respeto, desprovisto de agresiones e insultos.

También la inclusión se ha puesto de manifiesto y cumple un papel importantísimo en términos de lograr la anhelada igualdad entre hombres y mujeres, superando en ancestral machismo que privilegiaba al varón.

Aunque la participación en las primarias ha sido excepcionalmente notable, dadas las dificultades reinantes, creemos que cada vez la participación debe ser cada vez mayor.

Su importancia es esencial en el proceso de aprendizaje para hacer de nuestros niños personas con sólida formación académica.

Desde aquí nuestra gratitud a todos los colegios y centros educativos que están enteramente conscientes de la importancia de las primarias en el proceso de enseñanza-aprendizaje y en la preparación para el bachillerato.

De corazón, gracias.

Artículos Recientes

  • Los mosquitos de Bill Gates
    Entre las noticias de esta semana, figura una de la que se puede hablar sin problemas (porque seguramente nadie saldrá en defensa de los mosquitos, quiero decir). Resulta que el […]
  • Mi último delirio
    Curiosa la etimología del término delirio: del latín de-lirare, que significa salirse del surco al labrar la tierra.
  • Telepathy
    El humor es profético. Las mayores verdades filosóficas, sociológicas y políticas han sido proclamadas desde la tribuna del humorismo. Pero, como la cosa mueve a risa, la gente no cree […]
  • La sociedad de la nieve ¿machista y antivegana?
    Con este título publica Aquiles Nazoa en el año 1967 un libro dedicado a la, otrora denominada, ciudad de los techos rojos
  • El padre José del Rey y el magis
    En el marco de la espiritualidad ignaciana, la palabra latina magis —que significa «más»— constituye un concepto central.